Grant Green, el guitarrista de jazz, con sabor a blues


Sin duda ya me moría de ganas de poder comentar sobre este gran guitarrista, que lardeo sus instrumentos (una Gibson ES-330 y Gibson L7) por el jazz, con ese incansable aroma a blues.
Grant Green nace en Missouri, su fecha oficial de nacimiento es totalmente desconocida, la que se pone en las hemerotecas hablan del '35, pero hay quien asegura que es en el '31, cuando abriría los ojos a un mundo, lleno de odio racial. Antes de tocar jazz, el tocaba boogie-woogie, con un saxofonista tenor llamado Jimmy Forrest, y el que más tarde sería el batería de John Coltrane Elvin Jones, Hasta que a finales de los años '50 se traslada a New York, donde conoce al co-fundador de la Blu Note Alfred Lion, casa discográfica con la que graba casi en exclusiva hasta el fin de sus días. Aquí se aliaría con saxofonistas como Stanley Turrentine, Ike Quebec... dando a la discográfica sus mejores álbums entre el '61 y el '65, su extrellato como guitarrista de jazz será alumbrado tanto como la critica y el publico, llegando a ser nombrado como el mejor guitarrista revelación en esa época. En 1966 abandona el sello Blue Note para alojarse al sello de Creed Taylor (creador también del sello Impulse) The Verve, que por culpa a su adición a la cocaína, estuvo inactivo una gran temporada. En el 1969, vuelve a Blue Note, abandonándola en el 1974, ya definitivamente dejando registrados su disco más comercial apodado como el libro verde, y la banda sonora del film The final comedown.


En 1978, mientras conducia cayó fulminado por un ataque al corazón.
Green Blues:
Este disco fue grabado en 1961, estando totalmente descatalogado del arsenal de Green, más diíia que en su biografía no sale nombrado. Cosa que me parece extraña ya solo por el acompañamiento que tiene en este gran redondo. Al saxo tenor esta Frank Haynes haciendo locuras como lea entrada que da al principio del disco con One for Elena. Billy Gardner al piano Ben Turcker al bajo y Dave Bailey al la batería, haciendo de un disco de jazz clásico, una sonorización del mejor blues con un solo de Grant en A flick of a trick.
En definitiva un disco, que si alguién de vosotros pasa por su lado, es de recomendación tenerle entre sus vinilos.

Comentarios

  1. Si señor!, más Grant Green y menos Tom Petty, coño!.

    De esta eminencia controlo más su época en Blue Note: "Idle Moments", Green Street", "Solid" y "Feelin' the Spirit" son para chuparse los dedos. Me encanta la sencillez con la que construía todos los acordes alrededor de la melodía.
    A veces se le compara,yo creo que por ser contemporáneos , con Kenny Burrel y aunque me guste más este, Grant Green es un grande grande.
    Como tu, que hablas de obras de arte de una belleza infinita.

    Gracias por recordar que existen cosas como esta


    Un abrazo ahijado

    ResponderEliminar
  2. Tenia previsto un post sobre este gran,gran guitarrista pero te has sido mas rapido,nada que añadir,muy buen post.Tengo vinilos de Grant y bien cuidados.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Il Cavaliere... Tom Petty! palabras mayores si salen de tu blog querido godfather. Y como bien has dicho Grant Green es muy grande.
    Un abrazo.

    TSI-NA-PAH... no, hombre haz ese post, seguro que será tan grande como todo lo que escribes,jejeje.

    Un saludo y gracias por vuestras visitas y comentarios!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La historia del Jazz por Frank Tirro

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

¿Sabes? tienen un grupo de la leche. El tributo de Stephen King al Rock N' Roll