Para el periodista balear Eduardo Jordá, y es que un día monarquico, lo tiene cualquiera.


El pasado día trece de marzo, en un periódico balear, un columnista Eduardo Jordá le dedico una palabra para el ilustre escritor vallisoletano Miguel Delibes. El titulo se proclamaba como Un mundo en extinción, y yo le quiero preguntar, pero ¿la señora marquesa no le llego a dar un duro a usted? no no no, eso le pasa por dejarse comer la merienda. Pero que ¿Don Miguel Delibes tiene libros escritos? guau y yo pensaba que solo era un escritor, director del periódico de El norte de Castilla, como usted... eh no. Usted solo es un columnista. Por otro lado dice que salía en televisión (que todavía esas cosas están por descubrirse aquí) con una chaqueta de color aceituna, es que en Valladolid no somos tan ricos como en su querida Baleares, y para lo que usted es un gran diseñador como Cristian Dior, para nosotros es Pepe, el de la esquina de la Acera Recoletos.
¿Valladolid? Solo puedo decirle que al nacer, antes de decirme mis padres que había nacido en Valladolid, retiraron todo objeto afilado y punzante para que no me cortara las venas. Mire que si llueve en Valladolid, que los vallisoletanos, en vez de tener piernas, tenemos ancas de rana. A veces muy útiles, llegas a los sitios de un brinco "camarero, una cerveza" y el de un par de saltos te la trae. Cuando llamas por teléfono (otra de las cosas por descubrir por aquí) y dices me pueden traer una tosta de pan con aceite, el recadero dice. "Se la llevo en un salto señor", y realmente en un salto la tienes, lo malo esta que cuando haces el amor con tu pareja, al que le toca ponerse encima, no vea usted la de golpes que se da contra el techo. Si señor las calles de Valladolid son muy estrechas. Imagínese. Cuando es semana santa, los cofrades y penitentes, van en fila india, para que puedan entrar la gente en la calle y poder verla. A Jesucristo, en vez de crucificado, le llevamos ahorcado, para que no se deteriore y se pegue contra las paredes de las casa al poder llevarlo. Las calles de Valladolid son tan estrechas que las esquinas las tenemos totalmente destrozadas, en recuerdo de cuando usted vino y se debió dejar todo su ego dentro de cada una de ellas. Mis condolencias para usted y su ego, por cierto ¿recibió la indemnizacion por daño? le invito a que venga, para dársela, pero esta vez venga en un traje reforzado, no desearíamos que se hiciese más daño. Por otro lado usted dice que se extraña que el señor Delibes tuviera lectores. No hombre, nosotros le comprábamos las portadas de sus libros, para decirle le estoy leyendo (aunque esto con voz baja, era una pequeña mentira), y vamos si tuviera sombrero me lo quitaría ante usted, la de miles de profesores, historiadores, cátedras, que han leído los libros de Miguel Delibes, y usted ha sido el que ha tenido cabeza, como para llamarle mentiroso. Yo no soy cazador, pero me puedo imaginar que en su tierra cuando iban a cazar, con ellos llevaban un cocinero, donde les hacia ricos manjares, lo de la caza solo era para matar el aburrimiento, no por que se pasaba hambre. Dese cuenta usted, que aquí en el más pantanoso Valladolid, no teníamos a ricos alemanes, ingleses como en su querida isla que dejaban sus cuartos haciéndo a la isla más rica. Eso si, los libros del señor Delibes pueden dar algo que usted no ha tenido, de hecho no tiene y me imagino que nunca llegara a tenerla, que es EDUCACIÓN.

Para despedirme, solo me resta decirle, que aún en Castilla hay iglesias con calles empedradas, y campanarios replicando ante la atenta mirada de las cigüeñas, que habitan en ellos (No el jorobado, ese es de Notre Dame), lo que no vera es a un valiente que es capaz de escribir esas calumnias, acerca de una persona que no se puede defender. Yo como vallisoletano solo me queda hacer una cosa con tal "valiente" Reír a carcajada limpia.

Comentarios

  1. Siempre hay gente que aprovecha los momentos para hablar sobre alguien que ya no se puede defender, esto por desgracia siempre ha pasado, y por lo menos siempre también habrán otras personas que se encarguen de recordar todo lo que han hecho.

    Un gran recuerdo para Miguel Delibes.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Creo que ese pobre hombre, no estuvo en Valladolid... Aunque también hay que reconocer que no es una ciudad fácil, y los pucelanos lo hacemos un poco más difícil, pero quiero creer que ese hombre no ha salido de su amada Palma alquilada a los alemanes y a los holandeses que tanto le gusta. Como dice un buen refrán CASTELLANO, no hay mayor desprecio...
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Ediciones Vion...que gran razon tienes my friend, solo son unos oportunistas, nada más.

    Ashdrubal...creo que es su primer comentario por aquí, asi que sea usted bienvenido a este pequeño rincon. Hombre, los pucelanos somos gente bastante cerrada y fria, pero poco a poco, ese mal se va desaciendo, por otro lado, también se dice que no ofende el que quiere, si no el que puede... pero este reportaje el lo tenia que haberhecho con el señor Delibes en vida, esto da a entender la valia del señor que escribio tal articulo, una persona que no ve más alla de su hombrigo.

    Un abrazo y gracias por vuestras visitas y comentarios!

    ResponderEliminar
  4. Que facil es hablar contra los que no estan , como lo es dejar anonimos y tantas cosas que solo hacen los frustrados y los traidores.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Como bien dices, nada mejor que una buena carcajada ante tales tonterías.

    Bueno, vuelvo a mi retiro espiritual.

    Se le saluda

    ResponderEliminar
  6. TSI-NA-PAH...si que es cierto my friend, hay gente en este mudo que bajo el manto de la envidia y la cobardía se cubren bajo el manto del anonimato. Si tienen algo que decir, que al menos digan como se llaman o quienes son, ya que yo sepa, en este país hoy en día a uno no se le mata por decir uno lo qu piensa... pero en algunos casos la ignoracia es bastante cruel. Yo por ahora no he tenido anonimos de esos, han sido gente muy respetuosa y legal. Por cierto, me alegra verte de nuevo por aqui.

    GodfatherPerem...UAAAAAUHHH mi querido godfather por estas tierras, que alegria verte a ti también, jejeje. Un abrazo!

    Un abrazo y gracias por vuestras visitas y comentarios!

    ResponderEliminar
  7. Es muy triste.

    Lo has contado muy pero que muy bien Pedrito.

    A reirse y a otros que les den...jajajaja

    Por cierto, no sé si te lo dije pero mi papá es de Valladolid. D verdad


    Un abrazo paisano!

    ResponderEliminar
  8. GodfatheDuke...Que alegira me das querido godfather, entonces sangre pucelana corre por tus venas jajaja.
    Yo creo que esta gente solo buscan el famoseo a costa de estas bobadas, pero mira...

    Un abrazo paisano!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La historia del Jazz por Frank Tirro

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

¿Sabes? tienen un grupo de la leche. El tributo de Stephen King al Rock N' Roll