Primal Fear el poder del terror


Después de que Ralf Scheepers dejase de lado al bueno de Kai Hansen y sus Gamma Ray, y que los Judas Priest le diesen calabazas,en 1997 se une junto a un amigo suyo, músico productor Mat Sinner. Los primeros discos suenan muy personales, un power metal hecho con conciencia, su primer trabajo Primal Fear, y este Jaws of death suenan a gloria bendita todos los amantes del metal alemán. En el Jaws of death tocan la cover de Dio Kill the kings, llegándose a publicar esta en el disco tributo que le hicieron al mítico cantante, en el '99. A partir de su tercer trabajo Nuclear Fire empiezan a suavizar ese power, imitando más a sus queridos Judas Priest perdiendo parte de su sonido personal.



El grupo cuenta en estos momentos con 9 grabaciones en estudio, llegando a perder el hilo que habían conseguido con sus dos primeras obras,llegando a sonar muy comerciales en el 16,6 (before the devil knows you're dead)


Metal is forever, es una de las ultimas canciones que compusieron para el disco Devil's ground '04, que llegó a gustarme...

Comentarios

  1. Mucho metal, nunca llegue a cogerle el punto a este grupo. Los vi hace muchos años en directo, tocaron en el pueblo donde vivo, y me toco una entrada en un bar de la localidad. Sonaron bien y pontenes, pero no es lo mio.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. adoro el heavy metal tio, aunque desde ciertos circulos siempre se le intente menospreciar, mas me gusta. Scheppers es un gran vocalista en la onda del metal god, ya grabo unos discos cojonudos con Tyran Pace y con los Primal Fear

    saludos

    ResponderEliminar
  3. GorDt...si no te gusta mucho el power, este no es tu grupomy friend jejeje

    nortwinds...su tecnica es perfecta para el tipo de música que hace, y los primeros disco suyos eran realmente buenos.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La historia del Jazz por Frank Tirro

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

¿Sabes? tienen un grupo de la leche. El tributo de Stephen King al Rock N' Roll