Seven turns


Grabado en Miami en la primavera del 1990, justamente ahora 20 años, la banda se enfrenta a una nueva era con caras nuevas entre la formación. Y alguna ya conocida, este sería el regreso de Jaimoe a la batería. Como acompañante de Gregg a los teclados entra Johnny Neel. Al bajo entra en sustitución de David Goldflieds, entra Allen Woody. Dickey Betts, trae de su banda The Great Southern, a una de las mejores promesas, dentro de la guitarra, el joven Warren Haynes.

Y es que ya lo dice la canción, cuando siete ríos se juntan en una misma dirección, pueden llegar a salir cosas tan maravillosas como este Seven Turns. En el se ve que vuelven a componer a gusto, con unos guitarristas (Betts, Haynes) que se encuentran los dos en esa dirección, llevando la chispa para encender la llama, que les falto al como de Betts/Toler. El disco se muestra mucho más blusero, en temas como Low down dirty mean, sonando muchas veces a os temas clásicos que componía Dixon para la Chess records. El tema esta compuesto por el propio Betts y John Neel, la canción habla de los malos tiempos que han tenido que pasar, y cuando no se puede caer más bajo. Otro de los temas es el que da pie al título del álbum, Seven turns. Gregg Allman, firma su única composición junto a Dickey Betts y John Neel, Good clean fun. Warren Haynes interviene en las composiciones, firmando gambler's roll, junto a J. Neel, y true gravity, junto a Dickey Betts, en este tema, toca por primera vez el hijo de Dickey, Duane Betts.





Esta es una cover del guitarrista Mickey Flynn, muy famoso por Norte América...







Por otra pare, también una de las cosas que hicieran que este disco fuera toda una gran vuelta. Es decir, por lo más alto, es la complicidad de uno de los antiguos productores de la Atlantic records, y la ayuda de el compositor John Neel, que junto a los siete integrantes de la banda hicieron un disco de honor.

Comentarios

  1. El disco que apuntaba el resurgir de la vieja hermandad sureña...Y una gran cacnión!

    ResponderEliminar
  2. Gran album aunque de los allman, casi nada o nada hay que no me guste, pero aqui ese tufillo blues y la bestia de Haynes, hacen que sea de mis favoritos. Gran disco bro

    ResponderEliminar
  3. Yo aqui veo como un cambio de sonido que se haria mas patente segun sacaran mas discos, como un resurgir cuando perecia que habia caido un poco la capacidad compositiva de la banda, no muchos grupos lo consiguen, pero ellos son especiales.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  4. Chapeau! Este tema y disco siempre me entra un gustillo por el cuerpo que otras obras no me producen, con esto te lo digo todo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Maravilloso disco que marcó el inicio de la resurrección de mi banda favorita de todos los tiempos. Enorme, de principio a fin, y con la canción que da titulo al disco como clásico absoluto de la banda

    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. manel...fue todo un clásico para ellos, un regalo para nosotros.

    nortwinds...Haynes fue la pieza que les falto en los '80 my friend.

    GorDT...la verda es que si,y además el cuerpo les pedía ese cambio,aparte de todos su fans jejeje

    TSI-NA-PAH...fue un disco adecuado en la época adecuada my friend jejeje

    Fran Calzas...que alegria verte por aqui querido amigo. Deacuerdo contigo en todo my friend.

    Un abrazo y gracias por vuestras visitas y comentarios.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

La historia del Jazz por Frank Tirro

¿Sabes? tienen un grupo de la leche. El tributo de Stephen King al Rock N' Roll