Ella Fitzgerald, la sonrisa del Jazz


La dama de la improvisación, la sonrisa de la melodía. Ella supo llevar muy bien a su terreno las composiciones de Ellington, y compartir dúo con Armstrong. Siempre será recordada por su sencillez a la hora de cantar y de tratarse con su público.

Ella Fiztgerald, nació en Virginia en abril de 1918, pero su vida estaría ligada a Nueva York. Podría decir que su entrada en el mundo de la música fue por la puerta grande, ya que entro como aprendiz en la orquesta de Chick Webb, batería que lideraba su propia Big band, compitiendo con grandes como la de Count Basie. En la orquesta Ella empieza a coger su propio estilo, una de las cosas que la catapultaron al éxito fue su gran acercamiento al público, no quería demostrar que sabia mucho de técnica vocal, lo que hacia Ella es meter al público dentro de la propia música, sintiendo como en todo el momento recibió el cario del público. En 1939, tras la muerte de Chick, Ella se hace cargo de la orquesta hasta el 1941. En la década de los '40 firma con Decca, llegando a lograr muchos éxitos comerciales, con la Verve, se une al gran trompetista y compositor Louis Armstrong, llegando a grabar dos discos, The frim fram sauce '46 y That's my desire '47. También por aquel entonces, lidero la Big band Jazz at the Philharmonic, una idea dirigida por Norman Granz, ofreciendo un espectáculo total de puro Jazz. En 1955, llega al mundo del cine en un musical junto a Peggy Lee "Pete Kelly's Blues" de Jack Weeb, marcándose en algún tema compases de blues. A partir de aquí, empieza a verse más en festivales de todos los rincones del mundo, grabando con músicos de la talla de Ellington, Benny, Carter, Basie...







Una de sus últimas actuaciones fue en una gala hecha en su honor, con una Ella de algo más de 70 años, y demostrando que no perdió para nada su magia a la hora de improvisar algún tema.

Su última grabación data del 1991, Ella siguió actuando hasta el 1993. Por problemas de salud se despidió de los escenarios, muriendo 3 años después, un 15 de junio.

Comentarios

  1. Reconociendo que las dos son enormes, siempre me sentí más cercano a la luminosidad en la vos de Ella que a la melancolía de Billie. Saludos:)

    ResponderEliminar
  2. Ella es la mas grande en mi opinion, poseo como un tesoro un box set que me regalaron "The Comoplete Ella Fitzgerald Song Book" y es como la piedra filosofal del Jazz, no hay nada malo!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Que grande Ella, amigo, no podria elegir entre ella y Billie, ambas son para mi piedras angulares del jazz, como disfruto oyendo cantar a esta dama

    ResponderEliminar
  4. Una de las VOCES. Así, en mayúsculas. Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Una gran diva del jazz que junto a Billie y Sarah complementan un tridente en el olimpo de las jazz singer's woman .
    De su obra rescato sus duos con el gran guitarrista Joe Pass .
    Un abrazo querido Pedro

    ResponderEliminar
  6. El jazz es aun una de mis cuentas pendientes, todavía no se si algún día tendré la paciencia para el.

    Me llama la atención tus saltos del heavy al jazz, es posible que seas de las pocas personas que le pegan a esos 2 estilos tan opuestos. Enhorabuena por ello.

    Buen finde Peter.

    ResponderEliminar
  7. Una gran voz, y aunque el jazz moderno no me egancha precisamente, este más cláisoc, el verdadero, es una gozada para según qué momentos. Un saludo compañero.

    ResponderEliminar
  8. Victor Hugo...todas tuvieron su encanto my friend...

    TSI-NA-PAH...Ella es única como muchas divas que hubo dentro del Jazz

    nortwinds...Ella es la cara bonita del Jazz, Billie era la voz de la cruda realidad

    luther blues...totalmente deacuerdo my friend.

    Majestad...yo soy un gran amante de la música y con ello lo llevo ligado a mi vida. Yo no entendería un mundo con un solo ritmo musical, es como si comieras una ensalada y solo hubiera lechuga, como si el color de la vida solo se transformase en gris. Hay momentos de subidon y momentos de relax, siempre en cada uno de los estilo, pero como decia el agente secreto 007, mezclado pero nunca revuelto.

    Rocklive.es...muy cierto my friend, la música muchas veces determina nuestro estado de animo.

    Un abrazo y gracias por visitarme y comentar.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La historia del Jazz por Frank Tirro

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

¿Sabes? tienen un grupo de la leche. El tributo de Stephen King al Rock N' Roll