Crítica de Jeff Bridges (2011)

Tras ser capturada su imagen en el papel de viejo músico de country en la película de Crazy Heart, Jeff Bridges vuelve a enfundarse la guitarra para acercarnos al viejo estilo de la música americana, y todo supervisado por uno de los mayores expertos que haya en estos momentos del Folk americano,T. Bone Burnett. Su segundo disco discográfico y este como homónimo nos adentra en 10 canciones con un sabor hacia el country, folk y blues, de una forma muy intima, y a la misma vez muy teatral, donde recoge sonidos de el antiguo oeste como en Tumbling vine, o el más actual, donde coquetea con el Rock, que a la misma vez hace de single What a little bit of can do.


El disco esta plagado de grandes riff de slide, melodias suaves con ritmos muy contundentes, su single promocional hay momentos en el que suena a Bruce Springsteen o en otras canciones donde recoge el autentico sabor de Johnny Cash. En las composiciones meterá mano su productor Burnett, como en el tema Slow Boat, canción compuesta junto al cantante Jeff Bridges, que también meterá sus propias composiciones para un gran disco, que gustara tanto a los degustadores de Folk americano como a los seguidores de el propio actor, que crean que la película Crazy Heart fue una obra maestra.


Nota.-8'5/10


Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

La historia del Jazz por Frank Tirro

¿Sabes? tienen un grupo de la leche. El tributo de Stephen King al Rock N' Roll