Yes Fragile (1971)


Para seguir hablando de las bandas de Rock progresivo en su primera época. Hoy os quiero hablar de otra gran banda a través de su cuarto álbum en estudio, Fragile. Este es uno de sus discos más significativos por varias razones. En el se irían asentando dentro de la música llegando a ser este Fragile su segundo éxito comercial, y además en el entraría en la banda el tecladista Rick Wakeman, antiguo miembro del grupo de Folk-Rock Strawbs. Gracias a este Fragile y su antecesor, Yes álbum les serviría como carta de presentación para poder cruzar el Atlántico y poder triunfar en los Estados Unidos.



La primera cara del disco es muy sinfónica, muy melódica. Con toques clásicos a cargo de Rick Wakeman, como en canciones como Cans a Brahms, en la que el propio pianista se hace cargo de un arreglo de la 4º sinfonía.  Mientras que en la segunda cara se amoldan más a sonidos muy progresivos, con teclados y guitarras sintetizadas, recordando mucho a grupos como King Crimson, o Pink Floyd. El disco estaría producido por Eddy Offord (productor de Emerson Lake & Palmer) para la casa discográfica Atlantic records. Fragile es un gran álbum para poder descubrir a una banda con ganas de comerse el mundo. Muy recomendable.

Comentarios

  1. Fragile... Sólo escribirlo y se me hace la boca agua. Esto no es un disco, es una joya, una obra de arte desde la portada. Una maravilla en cada nota. Me gusta más que el Close To The Edge sin lugar a dudas. Mi favorito junto a Relayer y Yes Album.

    Sin palabras...

    Una más, que si no lo escribo reviento: ¿Qué gran banda a pesar de Jon Anderson! (Que canta muy ien, sí; pero es insoportable.)

    ResponderEliminar
  2. Freaky Boy Hood...Para mi es el mejor también, o al menos el que más me ha gustado.

    Un abrazo y gracias por tu visita y comentario!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La historia del Jazz por Frank Tirro

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

¿Sabes? tienen un grupo de la leche. El tributo de Stephen King al Rock N' Roll