Bad Company (1974)


No es que Bad Company sea mi banda predilecta, pero dentro de su música si que siempre me he mostrado muy a gusto. Ya que en ella esta totalmente esplendido uno de los mejores cantantes ingleses del Rock de la historia. Paul Rodgers. Y hay que joderse, esta etapa suya es como para subrayarla y dejar caer siempre un gran chapeu. Solo con oír los primeros riff de la gran canción y la voz de Rodgers se me pone los pelos de punta. Pero este primer disco de Bad Company no es un disco de solo una canción. En el alberga grandes temas como la bella canción de Readey for love, o Bad Company siendo el tema que da nombre al grupo y al disco. Un álbum que este año se ha visto remasterizado dentro de un vinilo de 180 gramos. Vamos que toda una joya rebautizada.


En un repaso el disco no es de un estilo de Hard Rock, si no más bien pausado y con una personalidad muy propia. Que cobraría más dentro de la carrera del propio cantante, muy denso y pausado. Pero vamos, ese era el royo que siempre le llego a gustar al propio cantante, como en la canción de Don't let me down, con un precioso coro que te pide que nunca defraudes. Por otro lado el disco me recuerda a aquel grupo que aparecía en la película Casi famosos, Stillwater. Con una voz muy prodigiosa y un guitarrista que sin llegar a ser un virtuoso de las seis cuerdas, si que emanaría mucho feeling.


Entradas populares de este blog

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

La historia del Jazz por Frank Tirro

¿Sabes? tienen un grupo de la leche. El tributo de Stephen King al Rock N' Roll