Eric Clapton Just one night (1980)


Si anteriormente os hablaba de Cream hoy voy a volver a recalar en uno de los discos del guitarrista Eric Clapton en solitario. Para ello me fijaré en uno de sus grandes discos en directo, que para mi es sin duda uno de los mejores que tiene dentro de su carrera en solitario,desgarrando el Blues en una forma muy sutil, donde su figura como guitarrista solista hace el domino dentro de una gran banda. La banda grabó este directo en el teatro Budokan de Tokyo, tocando canciones de los maestros del Blues, composiciones propias de Clapton y haciendo hincapié en un amigo suyo. Al cual, el propio Clapton le debe media fama dentro de su carrera en solitario. Hablo de J.J Cale. " Just one night " fue recogido dentro de la gira en la que presentaban el álbum " Bacless"
en el cual prescinde de los músicos que grabaron el álbum, presentando en este directo a nuevos acompañantes. Aunque unos años después se uniera a un modo de vida que si se lo llegas a contar en plena época de los '60 el propio Clapton te hubiera escupido en toda la cara. Estamos hablando del guitarrista que dejo los Yardbirds porque se negaba en rotundo a tocar la canción "For you love", la cual la tildo de facilona y demasiado comercial para que un buen guitarrista de Blues llegase a tocarla. Hasta entonces siempre se mostró como un guitarrista que amaba más su forma de visualizar la música ,que la forma en la que tendría que llegar. Puede ser que la ley esa de conceder una gran suma de dinero por los royalties que generaban los discos en el mercado tuviera una parte para ser destinada al propio autor, cosa que antes no se hacía. Esto hacía que muchos grandes maestros de la música optasen formas más comerciales para seguir vendiendo y llenando los conciertos. Pero hay que joderse, si Clapton cambia su forma de tocar la guitarra, de sentir el Blues-Rock, esto ya no sería Clapton. El tiene esa etiqueta que solo se le puede asumir a un gran guitarrista, y la verdad es que de alguna forma el propio guitarrista en la década de los '80 no supo respetarla. Pero si no se hubiera subido a ese carro de la fama y el plástico embutido ¿hubiéramos tenido más grandes álbumes como en anterioridad?. Yo francamente creo que no, repetir un " 461 ocean boulevard ", o su primer disco en solitario después de estar 20 años dentro del negocio musical. O cambias un poco de hacer las canciones, o acabas dejando la música por parecerte siempre algo monótono ó aburrido. Eric Clapton en toda su carrera musical siempre ha enseñado que el nunca haría un disco con el mismo peaje que el anterior, y menos con  los mismos músicos. Por lo menos dentro de su carrera en solitario.


"Just in the night" es de esos discos que tendrían que aparecer en las estanterías de cualquier aficionado al Blues-Rock con un Clapton que hace las mil y una delicias, llegando a desgarrar su
guitarra al compás de temas muy bluseros o metiéndose en las composiciones de J.J. Cale dentro de un teatro donde el publico vibra con cada canción. Situado en la capital de Japón donde muchos músicos establecerían sus mayores conciertos, siendo el Budokan todo un lujo para poder grabar en vivo un álbum para un público que se entrega en cada directo y que lo deja anotado en cada una de las tomas del disco. Sin duda el teatro de Budokan llegaría a albergar a muchas grandes estrellas del Blues y el Rock siendo por tan solo una noche para el gran maestro de la guitarra Eric Clapton.



Para terminar os pongo el vídeo de los dos grandes maestros J.J Cale yEric Clapton interpretando la canción After midnight...

Comentarios

  1. Peter, este disco es una joya. La verdad es que no soy muy de Clapton pero este album, asi como algunos anteriores... Uffff Tremendo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escuchar este directo de Clapton es una maravilla querido amigo jejeje...

      Un abrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La historia del Jazz por Frank Tirro

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

¿Sabes? tienen un grupo de la leche. El tributo de Stephen King al Rock N' Roll