The Beatles (1968) o el principio del final de una gran leyenda


Era muy lógico que 4 personalidades tan grandes dentro de una misma formación, diese hincapié a las distintas desavenencias entre ellos a la hora de componer y llevar el grupo a un terreno u a otro. El ritmo musical de la década de los años 60, se estaba quedando un tanto obsoleto y la búsqueda de nuevas sensaciones hicieron que John Lennon y Paul McCartney partieran su combo y dentro de sus distintas disputas, empezasen a componer y en algunas ocasiones a grabar por separado. Por otro lado George Harrison estaba encontrando el camino de la espiritualidad, llegando a familiarizarse dentro del hinduismo y la meditación. Donde fue en esta época, el guitarrista decidiría emprender su carrera en solitario. Pero en un principio, esto no sería una ruptura formal dentro del grupo; aunque si, auspiciara un final, que se llevaría a cabo dos años después.



El álbum se daría a conocer como homónimo de la banda, con los años se le llegaría a apodar como el álbum blanco, o "The white album", donde las distintas orientaciones musicales se harían más patente dentro de su estilo musical. Llevando el genuino sello de la banda, el cual siempre prevaleció de una forma u otra, pero su forma de ver la música y de componerla, fue totalmente distinta, además de implantarse en diferentes caminos entre los cuatro músicos. Llegando a ser una gran batalla el poder llegar a grabar el álbum, el cual se mostró en un doble lp, debido a la desmesurada aportación de ideas. Dejando un gran álbum, un disco donde daría el comienzo de una nueva etapa para la banda, y al mismo tiempo, auspiciara el final de esta.



Un álbum tan repleto de gustos diferentes, puede que llevase a separar totalmente a los fans del grupo. Pero en contra corriente de todo ello, Los Beatles se reforzaron con una gran obra maestra, dejando más que claro, que la banda estaba más viva que nunca y así plasmaron en el canciones tan míticas como "Back in the URSS", "While my guitar gently weeps", "Yer Blues", o "Helter skelter". Canciones que han quedado en la posterioridad, como himnos que no han dejado de sonar, y que muchos maestros de la música las han echo suyas en varias y distintas versiones.


Comentarios

Entradas populares de este blog

La historia del Jazz por Frank Tirro

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

¿Sabes? tienen un grupo de la leche. El tributo de Stephen King al Rock N' Roll