Mötley Crüe Dr Feelgood (1989)


En el mejor momento de su etapa musical el grupo angelino Mötley Crüe, supieron sacar lo mejor de si mismos cuando se otorgaron esta maravillosa obra llamada "Dr Feelgood". Un disco que marcaría un antes y un después dentro del seno de la banda, donde la estabilidad llegaría a tumbarse entre los miembros de la banda, empezando un final que ya lleva postergándose 14 años. Y es que la camaradería entre ellos llego a durar muy poco, más bien el dinero les otorgo y al mismo tiempo les separo. Si bien fue una vida de excesos, los cuales nunca han dejado de parar, el álbum "Dr Feelgood" habla de eso, de excesos.



Aunque los vientos de la industria musical empezaban a dar un giro. Posicionándose a espaldas del Hard Rock. Hubo bandas como Mötley Crüe que aún les quedaba un cartucho en la recamara para ser disparado, y como no, Dr Feelgood fue esa bala que hizo posicionar a la banda entre los artistas más vendidos, siendo este álbum su mayor éxito comercial que los tíos de Los Ángeles habrían tenido, y en consecuencia, han tenido. Con un álbum del cual llegaron a destacar mucho la canción que lleva el nombre del álbum y el tema, "Kickstart my Heart", una canción que ha llegado a ser considerada como una apología con las drogas. Compuesta por el bajista Nikki Sixx donde describe una anécdota propia. Cuando este se encontraba desintoxicándose, y que describía un chute de speedball. La canción fue acorde con la letra, pues era veloz y muy rápida. Creo que en una declaración que llego a comentar el propio Nikki era que fue el tema más Punk que ha llegado hacer en su carrera musical.



Para mi es un álbum que no tiene desperdicio, le puedes escuchar varias veces seguido que no te aburrirás, ni mucho menos se te hará monótono. Con canciones como"Slice ofo your pie", "Same ol' situatio (S.O.S.)", "Dont't go way mas (just do way), "She goes down"; o un tema que sale mucho de la tónica del álbum "Without you". Donde llegaron a asombrar a los críticos, el echo de un grupo tan duro sacase una balada como la que acabo de mencionar.



Me acuerdo que cuando era muy joven y salió el disco a la calle, yo era uno de esos críos que se quedaba mirando en un escaparate soñando tener el álbum, pues la poca paga que tenía no me daba para mucho...pues mejor diría que no me daba para nada y con tener una copia en una casete TDK, me haría entender que a falta de pan, buenas son tortas. Hace un año pude comprar el álbum en lp (el cual lleva bastante tiempo descatalogado), y la verdad es que volví a disfrutar de su música como el primer día que llegue a observar su música desde que saliese en su día.


Comentarios

  1. Enorme disco!
    Pero a mí me gustan más el Shout... y el Too Fast...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La historia del Jazz por Frank Tirro

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

¿Sabes? tienen un grupo de la leche. El tributo de Stephen King al Rock N' Roll