Psicodelias, tensiones , drogas y un disco para volver a Buffalo Springfield


Escuchar Again es uno de los mayores placeres que puedes tener en pocos momentos del día. Un álbum que más que un disco podría haber pasado por un verdadero infierno para los técnicos de los estudios de grabación y una tortura para los productores que vieron como pondrían su dinero ante un disco que no llegaba a cuajar. El disco tuvo que pasar por muchos retrasos debidos con los problemas que Palmer tendría con la policía a causa de las drogas, su presencia en los estudios cada día se podría convertir en una apuesta por saber si tendrían al músico para poder seguir grabando o se quedarían otro día en blanco, y Bruce Palmer en el calabozo. Pero como todas las migas duras, al final o falleces o logras seguir para adelante y terminar por pasar por la garganta. Claro está el resultado lo tenemos hoy en día tan vivo como hace ya casi 50 años de su grabación. Aquí la formación supo sacar un gran disco, un álbum que con el paso del tiempo se convertiría en una pieza que tienes que escuchar para poder comprender musicalmente a los grupos americanos que estarían dentro de la ola llamada Hippie, ya sabéis amor, paz y LSD. Again es un álbum donde el folk americano causa un gran cocktel con el Rock y la psicodelia, las guitarras acústicas con las eléctricas, dejando deliciosas canciones como "Everydays", ""Bluebird", "Good time boy".



Como curiosidad poco a poco Stephen Stills, Neil Young y David Crosby ya se irían juntando para sacar una de las más grandes formaciones de aquella época.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

La historia del Jazz por Frank Tirro

¿Sabes? tienen un grupo de la leche. El tributo de Stephen King al Rock N' Roll