Un final que hace tiempo ya anunciaron Scorpions Return to forever (2015)


El nuevo disco de Scorpions es el llamado retorno de la banda germana sin nunca haber materializado su adiós de los escenarios, ni tampoco en los estudios de grabación. Una larga despedida que ya lleva mucho más tiempo del que nosotros, y hasta si apuramos el mismo grupo también se podrían llegar a pensar. Es un homenaje que se dan dentro de sus 50 años de carrera como grupo, el cual creo que solo el señor Schenker es el único miembro que lleva en la banda desde su comienzo allá en el 1965. Los cuales quieren dar a demostrar que todavía les quedan mucha cuerda para rodar en los escenarios, y aunque este mismo sea un escusa importante para salir a la carretera.
Return to forever es un paso atrás dentro de su sonido actual, los cuales rescatan el sonido de sus discos de últimos de los años noventa con muchos riff sacados de su época de mayor auge, a finales de los ochenta. Sobre todo con la mirada puesta en encontrar todavía en sus baladas otro éxito como lo fue "Holiday", o "Still loving you". Un álbum con una moneda de doble cara, por un lado meten canciones con riff poderosos que aun así están muy lejos de la época más heavy de la formación, allá a últimos de los años setenta, y la inclusión de baladas por doquier. Haciendo que el disco se muestre en si como una montaña rusa dentro de la densidad de su sonido, con canciones como "House of cars", pero si quieres meterte el Rock directo que siempre nos han mostrado está el tema "Rock in my car". Sin duda el mejor tema del álbum, pasando por temas como "Rock N' Roll band", "Hard rockin' the place", siendo un disco donde más se predominan las baladas, algo excesivo para mi gusto. Un álbum que va de más a menos y donde el agotamiento dentro de las composiciones son uno de los putos más débiles que se puede encontrar en su nuevo álbum.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

La historia del Jazz por Frank Tirro

¿Sabes? tienen un grupo de la leche. El tributo de Stephen King al Rock N' Roll