Eric Clapton 461 Ocean Boulevard (1974) El regreso de una leyenda


Cuatro años tardo en volver Eric Clapton a meterse dentro de un estudio de grabación para firmar una obra maravillosa, como es este estupendo álbum llamado 461 Ocean Boulevard. El cual y gracias a posicionarse en el número uno le valió un motivo por el cual seguir dentro de su carrera en solitario, y no adentrarse en nuevos proyectos con otros músicos para formar nuevas bandas. Fue en su segundo disco firmado con su propio nombre el que haría dejar atrás los proyectos de Derek an the Dominos, grupo que no lograría llegar a conseguir el éxito que se había esperado por parte de Clapton y en el cual vio como dos grandes amigos suyos fallecían. Jimi Hendrix, justamente cuando la banda empezaba a formar cuerpo, y Duane Allman, en su fatídico accidente de motocicleta. Esto hizo que Clapton entrase en un estado de depresión del cual se cobijó en las drogas alejándole de la música. Hasta que en 1974 decidiese volver a aparecer al público que echaba bastante de menos.



 461 Ocean Boulevard no es un disco hecho a base del Blues que él llego a cocer en sus bandas, o en proyectos. Es un disco donde se le vino la vena más libre que él llego a tener a la hora de componer. Claro está, con la atenta mirada hacia los clásicos de la música. Con canciones de Elmore James, Robert Johnson, o Bob Marley, haciendo del disco una visualización de un paisaje suave; pero con muchas apuestas a la hora de enfocar su música, con estilos tan dispares como el folk, el blues hasta el reggae. Del disco recojo las sensaciones que da con canciones como "Motherless Children", "Get Ready", canción que compuso junto a la cantante de folk Yvonne Elliman, o el clásico de Marley "I shot the sheriff". Una obra maestra imprescindible para cualquiera persona que quiera conocer mucho mejor el mundo de Clapton.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

La historia del Jazz por Frank Tirro

¿Sabes? tienen un grupo de la leche. El tributo de Stephen King al Rock N' Roll