Gary Moore After the war (1989) La guerra que triunfo pero no gano


After the war significo para la carrera de Gary Moore el fin de un ciclo dentro de su trayectoria musical. Aunque en este se produjera el álbum más duro que habría grabado hasta ese momento. La época del Hard Rock ya se estaba terminando dentro de las radio formulas, las cuales empezaban a apostar por las nuevas tendencias que dejarían paso cómo el grunge, o el Rock alternativo. Afther the War es la cumbre de su sonido dentro del Hard Rock. Hablar de él mismo es hablar de un álbum sin titubeos, sin medias tintas. Un redondo donde el propio guitarrista puso todo lo mejor de si en una clara lección de ocho canciones rodeado de una banda de músicos como Bob Dasey, bajista que en esos momentos estaría al mismo tiempo dentro de la banda del hombre loco Ozzy Osbourne, Neil Carter a los teclados, siendo este un músico que vivió toda la etapa más hard rockera del guitarrista Irlandés de primera mano, o el enigmático baterista Cozy Powell, un músico que estuvo dentro de lo mejor del Hard Rock que se forjo desde finales de la década de los setenta hasta su fallecimiento. Un batería con una personalidad propia, un alma inquieta que llegaría a alternar mucho las sesiones de grabación como en los directos. Siendo 1988 un año muy prolifero en lo que se refiere en grabaciones, llegando a poner el sonido de su batería en el álbum de Cinderella, "Long cold winter", "K.2" de Don Airey, O la grabación del álbum de Gary Moore el cual vería la luz de las estanterías de las tiendas de discos el 25 de enero de 1989.



El propio Ozzy Osbourne entra dentro del álbum en modo de colaboración en la canción "Led Clones", canción compuesta por Neil Carter con Gary Moore. Siendo este un tema de puro y duro Heavy Metal, una canción que se hacía bastante tiempo rogar al propio Ozzy dentro de su carrera más allá de los Black Sabbath; pero al mismo tiempo sería una canción que no satisface, y que se deja como en la mayor parte de las ocasiones, en otra canción sin ningún tipo de rumbo. Mientras que el batería Simon Phillips sustituiría a Cozy Powell en "Blood of Emeralds", canción que pondría el toque final al álbum, y "Speak for Yourself" una canción confeccionada a raíz de las bases más duras que se pueda escuchar en el álbum. Con la inconfundible voz de Ozzy haciendo los coros de la canción.



La agenda tan apretada de Cozy haría que Simon Phillips no fuera su único reemplazo, también apareciendo dentro de los créditos el batería Brian Downey, amigo y compañero de Phil Linott en toda su etapa dentro de la banda Thin Lizzy hasta la muerte del añorado bajista. Downey dejaría grabado la canción "Emerald" cover de Thin Lizzy que quedaría fuera del álbum dentro de su primera edición y que sería añadida dentro de un disco adicional en la remasterización del 2002.


Ya han pasado algo más de treinta y cinco años desde que se grabase el álbum. Un disco incomprendido dentro de las listas de ventas, el cual no llego a entrar dentro de los 100 de Billboard en ese mismo año, y que hoy en día muestra la cara más dura que tendría la música del añorado guitarrista irlandés, dentro de su faceta más rockera.  El álbum tendría un guiño a su amigo y recientemente fallecido Phil Linott con la canción "Blood of Emeralds", un guiño hacia su tierra, hacia una amistad que se hizo eterna. Un año después vería la luz el álbum "Still got the Blues", un éxito que le haría arrasar otra vez a nivel de ventas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La historia del Jazz por Frank Tirro

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

¿Sabes? tienen un grupo de la leche. El tributo de Stephen King al Rock N' Roll