Warren Haynes Ashes & Dust (2015) Su tercera obra maestra


Para ser sincero no es nada sorprendente ni inesperado el rumbo que ha tomado la carrera en solitario de Warren Haynes al dirigir este nuevo y suculento álbum a los sonidos más folks y country, los cuales suenan y huelen a añoranza, a un retorno al principio de su carrera profesional hace ya 35 años. "Ashes & Dust" marca dentro de las tablas con las que se ha realizado sus principios como músico profesional, el cual vería su primera oportunidad de la mano del cantante y compositor David Allan Coe a principios de la década de los ochenta. Allan Coe es una leyenda viva del Country Rock de los años setenta y ochenta, siendo una época donde viviría la mejor etapa de su carrera musical dentro del género con el que se llegó a dar a conocer. Warren Haynes entraría dentro del álbum "I've got something to say", aunque no aparezca oficialmente dentro de los créditos de este mismo. Él estaría dentro de la grabación. Allí es donde conocería a Dickey Betts, dentro de las grabaciones donde aparecería dentro de los artistas invitados. Años después buscando un guitarrista para The Great Southern lo acogería dentro del seno de la banda, a él  y a Matt Abts para darle un gran paso hacia la reunión del 1989 con The Allman Brothers Band. Cuenta la leyenda que Matt iba a ser el nuevo batería de la formación de los Allman Brothers Band de la formación del 1989, pero que Gregg Allman al final decidió llamar a Jaimoe Johanson, y al final no encontraría sitio en el grupo. Eso sí, 5 años los dos formarían después junto a Allen Woody, Gov't Mule.

Aunque a Haynes se le mencione dentro de los círculos más habituales dentro del Blues y el Soul, el Folk, siempre ha sido una baza que ha llevado consigo, la cual dio una importancia total dentro del recital que ofrecería en el festival del Boonaroo el 15 de junio del 2003,  el cual quedaría impreso para su público y para el que no pudo asistir un año después. Siendo este un concierto de cantautor donde destilaría canciones propias, y de otros músicos. Llegando a ser un disco muy incomprendido dentro de los admiradores al músico de Asheville.  De un músico mucho más implicado en las jam band, a un músico con una guitarra acústica. Haría que parte de su público no llegase a entender el mensaje que quería dar en el concierto. Dando de nuevo otra oportunidad al folk en "Ashes & Dust". Haciendo que el disco de Warren Haynes de otra vez el nombre que siempre le ha precedido.



En "Ashes & Dust" se ve una banda real, la unión de Warren Haynes y Railroad Heart hacen un equipo muy creíble en estudio y (según he podido ver en vídeos) en las tablas de un escenario en una banda muy creíble, los cuales han realizado un gran disco. El cual vuelve a poner con una nota muy alta a la carrera del genio, a la carrera de uno de los mejores guitarristas de la nueva música americana. Los cuales llegan a firmar un álbum de 13 canciones. Donde el Country, el Folk y el Blues irán dentro de una pieza irrompible, haciendo que cada canción coja un cariz totalmente diferente, siempre comandada por un ritmo muy pausado y con las intervenciones de unos músicos que harán que pases una hora y casi veinte minutos disfrutando de una delicia que ya de por sí, se ha colocado entre los cinco mejores álbumes del año. Olvídate del "Man in motion", aquí no encontraras para nada algo que se le pueda parecer. El Soul apenas lo podrás percibir y su voz sonara mucho más a el hogar que acaricia una guitarra acústica como en "Blue Maiden's Tale", tema en el que toma el violín una presencia totalmente privilegiada. "Coal tattoo" es un tema mucho más cercano al Blues, o "Wanderlust" tema que junto al principio de "Company Man", son otros puntos fuertes, donde el Country coge mayor fuerza. Eso sçii, "Spots of time" es una maravillosa combinación de los sonidos que tratan el álbum, con la técnica que tiene Warren Haynes dentro de su carrera musical. Muy cercana al Jazz, y con el aire de country, llega a ser la canción que a muchos músicos les gustaría haber escrito. En ella vemos la veterinaria de un músico que lleva en su adn los escenarios. Dejando junto a los Railroad Heartun disco imprescindible de escuchar. Eso sí, me llama mucho la atención como "World on the wind" tiene un aire que me recuerda mucho su riff a Chris Isaak.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

La historia del Jazz por Frank Tirro

¿Sabes? tienen un grupo de la leche. El tributo de Stephen King al Rock N' Roll