Old man's Will Hard times- troubled man (2015) Una gran joya por descubrir


El otro día mientras estaba viendo una discusión en un grupo, se afirmaba ue la banda de Maryland, Clutch era sin duda el grupo que tendría el mejor álbum del año dentro de lo que es el Stoner Rock. Para seros sincero, y habiendo escuchado el álbum, yo creo que esta joya sueca tiene todos los visados para poder llegar a estar mejor posicionado. Con un gran toque de Hard Rock, el cual dejara grandes riffs de guitarra, y una estilo que llega a recordar totalmente a bandas como Siena Root, pero sin el carismático sonido del instrumento Sitar.
Hard times- troubled man es un disco acido de Blues, una buena patada de Hard Rock sucio y directo, confeccionado por esta maravillosa banda. La cual te pega un tiro certero desde su primer riff, los cuales marcan las canciones a bases de cortes influenciados directamente por los Black Sabbath, con un sonido más psicodélico, llevando su máxima expresión en la canción que da título al álbum "troubled man", siendo esta una gran sinfonía para todos los admiradores de la música de los últimos años de los sesenta. "Easy rider" es la que se saldrá un poco de lo que es el álbum en sí, mostrando una cara más cercana al garage rock, un una estética vocal que estará cercana a el modo de cantar de Jim Morrison, pero con una canción con las guitarras muchos más saturadas, y con un sonido más pesado. Con un vocalista como es Benny Åberg el cual considero que tiene una voz privilegiada, acompañado por Klas Holmgren que esta espectacular a la guitarra y con un gran apoyo al bajo a cargo de Tommy Nilsso, el cual pondrá una nota muy alta en la canción "How Could You Know", o con Gustav Kejving haciendo malabares a la batería. Su resultado son 8 canciones potentes, melódicas que te harán que no dejes de escucharlas una y otra vez.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

La historia del Jazz por Frank Tirro

¿Sabes? tienen un grupo de la leche. El tributo de Stephen King al Rock N' Roll