Def leppard (2015) Mucho ruido, pocas nueces


Hace años que ya no me aventuraba para escuchar un nuevo disco de la banda inglesa Def Leppard, salvo alguna canción esporádica, que pasaría con mucha indiferencia por delante de mí. Siendo Def Leppard una banda que dejaría de hacer ese Hard Rock inglés para sumarse a los grupos que llegarían hacer música para colegialas, con ritmos sencillos y fáciles de entrar. Para mí, ellos tienen el disco más sobrevalorado de la historia del Hard Rock en los años ochenta, Hysteria marco un rumbo en el que lo más importante era entrar dentro de las listas de éxito. Donde dio pie a un disco tan rácano de sonido como fue el Adrenalize. Pensar el salto tan bobo que hicieron con el álbum Pyromania, siendo este el último álbum de la banda donde uno podría escuchar a unos tíos haciendo Hard Rock, a pasar a ser una banda que busca el éxito inmediato. Era, seguramente, la bicoca que cualquier casa discográfica querría dentro de su catálogo. Era eso lo que realmente se buscaba dentro de las compañías que más que buscar dar algo con calidad, un grupo creíble, solo buscaba el hacer el negocio a toda costa.
23 años después, tras escuchar la canción "Lest go", su primer single, me decidí volver a intentarlo con un disco de ellos. La canción que se acerca horriblemente al Adrenalize, dejaba entrever que su sonido se basaría en los últimos años de los ochenta, primero de los noventa. Por la cual, si no lo has llegado a escuchar, no te preocupes porque no te has perdido nada que hubiera cambiado tu vida musicalmente hablando. Es una pena que un grupo que lleve solo 11 álbumes en estudio, dentro de una carrera que está a punto de cumplir cuarenta años en el 2017, solo nos pueda ofrecer un álbum homónimo como el que nos presentan, da mucho que pensar.


Eso sí, en una época donde los vídeo clips han pasado, a ser parte de un pasado ya casi bastante lejano, el trabajo que han hecho con su vídeo. Es digno de admirar, siendo un vídeo muy trabajado para un tema con muy poca gracia. "Dangerous" me parece un tema más potente cómo para haber sido el single principal de su nuevo álbum. Si ellos querían recuperar la esencia del álbum Hysteria, esta canción sí que podría haberse acercado mucho más que el tema "Lets go", más diría yo, podría estar dentro del álbum. Con curiosidades cómo "Sea of love" donde los ritmos copiados al Rock americano, siendo más concreto al grupo Lynyrd Skynyrd, con unos estribillos que parecen estar sacados del álbum que han firmado hace poco el cantante de Stryper Michael Sweet con George Lynch. Para volver a mostrar que ellos no se amilanan para nada y que pueden llegar a firmar canciones como "All time high", o "Broken 'N' Brokenhearted", canciones que nos traen lo mejor que nos puede ofrecer una banda que estuvo muy mal catalogada. Nunca pertenecieron al new wave of british heavy metal como señalarían alguno medios en aquellos años.


En definitiva, el nuevo álbum no es el disco que te devolverá toda la credibilidad que habían perdido hacer tiempo, pero es un disco que te dejara en algún momento con muy buenas sensaciones. Eso sí, esto será en muy pocas escalas, porque su global se me pone bastante mediocre con canciones como "Man Enough", "Invincible" o, "Energized".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

La historia del Jazz por Frank Tirro

¿Sabes? tienen un grupo de la leche. El tributo de Stephen King al Rock N' Roll