Paradise Lost Symphony For The Lost (2015) La belleza de lo gótico y la estética del Doom


Dentro de dos años la banda inglesa Paradise Lost cumplirá 30 años de existencia. Siendo un largo camino, con sus altibajos, donde serían aclamados, como, los Metallica europeos, con álbumes tan imprescindibles de escuchar para, quien quiera acercarse a la música de la banda, "Icon", y "Draconian times", siendo incomprendidos con "Host", álbum que graban a finales de la década de los noventa, siendo este, una apuesta muy arriesgada del propio grupo, en el que basan su música en las nuevas corrientes del metal industrial, acercándose peligrosamente, en algún momento, al Pop. De tocar las mieles del éxito, a estar viendo como su álbum pasaba como una triste anécdota delante de una vitrina a la que nadie le daba por girar la cabeza para prestarle atención. Los miembros del propio grupo, llegaron a declarar unos años después, que el álbum fue un experimento, que sabían que tendrían que hacer en cualquier momento. Pero su credibilidad musical tardaría en llegar, hasta que sacaron; el que para mí es su obra maestra, el álbum "Faith divides us, death unites us". El nuevo álbum que vería la luz en el 2009 es sin duda, una obra que refleja la perfecta combinación de los estilos musicales que han llegado a tener el grupo en su carrera, obviando que ese "Host", no era parte de su camino como grupo. Aquí la banda comienza una vuelta hacia atrás, y empieza a explorar dentro de los estilos musicales que más peso les dieron en su carrera discográfica, Death, Doom, siendo Paradise Lost un icono dentro del Metal gótico. Quien quiera saber mucho más de los primeros grupos del Metal gótico, recomiendo que escuchen el "Ghotic", álbum que grabaron en el 1991.

En la gira del 2014 la banda se reúne con la orquesta filarmónica de Plovdiv, para grabar el concierto que ofrecerían en una noche, en el teatro Plovdiv de Bulgaria. ¿Funciona la música de Paradise Lost con una orquesta filarmónica?


Levon Manukyan logra hacer magia con la música de la banda inglesa, dirigiendo su orquesta a los compases más oscuros, que el grupo ha reflejado, en su carrera musical, sin olvidarse cualquier etapa de la banda, por muy floja que sea, la visión que llega a realizar es totalmente espectacular. Empezando con un potente "Tragic idol", canción que dio nombre al décimo tercer álbum de la banda en el 2012. Retratando el álbum de Icon con la canción "Joys of Emptiness", hasta llegar al tema de "Gothic".


El concierto tornaría en dos sesiones, la primera con la orquesta y una segunda, con el propio grupo solo. Sonde endurecen mucho más las bases, dejando la esencia gótica, que estaba dejando atrás, para recrearse mucho más en el propio Death. Dejando un concierto con diferentes puntos de vista, sobre la música de Paradise Lost; pero al mismo tiempo que intensa. Dando una nueva visión, mucho más dura, en las canciones que no llegaron a fraguar entre el público de Paradise Lost como "Erased", "Isolate", "One second", o "Host". En el que introducen el sonido de un teclado.


Son Paradise Lost, suenan a Paradise Lost en un concierto, que defienden a la perfección su repertorio. Con o sin el apoyo de una orquesta detrás, se hacen en todo el momento con el concierto. El cual no dejará a nadie indiferente.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

Mona-Lee Sense Of Control (2017) Esos caminos del rock, que siempre son infinitos

La historia del Jazz por Frank Tirro