Wooden Nickel Lottery On my way (2015) sencillo, honesto y directo


Pisando fuerte desde Iowa Wooden Nickel Lottery fusionan la esencia del nuevo Blues Rock con los sonidos más primitivos que destilaba a últimos de los años sesenta. One way es la respuesta a su carrera musical retratada desde su primer álbum, con 11 temas totalmente influenciados por los maestros del Blues y el Rock, en el que consiguen hacerse con un estilo musical propio. El cual te invita a recorrer un camino de 50 minutos a base de riffs lentos y contundentes, acompañados de melodías suavizadas, en algunos momentos, por alguna guitarra acústica. Con un  gran principio como es "Fall down Blues", en el que se desliza sobre el mástil de una guitarra compases de música Folk, pasando a dejar un tema de Rock muy genuino del Norte de América. Con un riff que bordeara todo el momento, dejando un ritmo en tu cabeza difícil de olvidar. Los cuales calcan tendencias muy habituales dentro del Southern Rock como son las dobles voces en todo el recorrido del tema y casi del álbum. Para dejar caer la canción que da título al álbum y que mostraran su propio recorrido "On my way", modernizan el sonido de sus guitarras, las cuales saturan en los primeros compases llegando a crear una atmosférica muy sencilla pero al mismo tiempo sutil. El pequeño solo que meten es todo una delicia consumada en unos segundos. Hasta llegar a "Slow it down".


Sun Don't Shine llevara su música un poco más allá del Blues o el Rock con un bajo muy dinámico, llegando a recrear algunos compases de Funk, y una guitarra rítmica que llevara una misma base, intercambiando riffs muy cercanos a Eric Clapton. Dejando el Rock en primer plano con "I'm Sorry Wednesday", sonando una canción con sabor a nostalgia, con algunos retoques en la voz digitalizados.  Endureciendo sus bases con "Morning Heartbreak", pasando a un tema más funk, Think About It, mezclado en medio con una guitarra que entonara un Blues muy sutil, y una voz femenina que se hará con los coros. Si hay algo que no me quería dejar sin mencionar es la habilidad del batería, el cual esta esplendido en todo el álbum, y que "Coming home" es una muestra de su calidad con las baquetas, sonando con un ritmo muy trepidante y contundente. "Child of sorrow" su sonido es tan corrosivo como el nombre su canción, "Say You Will" con un sonido de la guitarra muy propio de primeros de los años ochenta,  o terminando con "Wait For Me" haciendo hincapié en los riffs que han puesto tanta presencia, y que de  dejan un disco que suena bastante lineal en bastantes ocasiones, rota por algún sonido que deja un álbum sencillo, honesto y directo. Recomendado para todos los degustadores del Blues Rock más genuino y personal.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

La historia del Jazz por Frank Tirro

¿Sabes? tienen un grupo de la leche. El tributo de Stephen King al Rock N' Roll