Christopher Shayne Turning stones (2015) Duros, melódicos y sureños


La banda del guitarrista y cantante Christopher Shayne, vuelve a rodar dentro de los escenarios con un nuevo álbum, donde lo define de esa misma forma, "Turning stones". El álbum nos deja otra gran carga de riffs muy potentes, mezclados entre los ritmos sureños, más cercanos a grupos como los Lynyrd Skynyrd en su faceta más Hard Rock, y a Molly Hatchet. El disco estará mezclado con temas que recuerdan a los grupos de carretera, a la banda sonora de las bandas de motos, mezclada con una gran dosis de Blues eléctrico. Escuchar a la banda de Christopher Shayne, es como volver a las tierras inhóspitas del sur profundo, del país norteamericano. Siendo un álbum con varias vertientes dentro de su filosofía a la hora de encarar cada tema. Con canciones tan potentes como "The River Revival", canción donde aparecen un coro femenino, llegando a recordarme a las Honkettes, pero a diferencia de que en esta ocasión hay una voz que resalta dentro del coro de voces.


Turning stones entona un principio con un set acústico, una vuelta a las raíces más profundas de donde ellos beben para poder hacer la música. En la que descarga la lírica ante la balsa de una slide. ¿Hacia dónde irán?, seguro que en sus 11 canciones más una de regalo, "Black Mariah" un tema a piano, nos relataran un poco ante unos tiempos melódicos, los cuales emulan a nostalgia, y antes un presente muy duro, entonando mucha firmeza. Siendo un grupo que los que os gusta el Southern Rock, os parecerá como una miel sobre hojuelas.

Track listing:

  1. - Give a Damn
  2. - Rock Show
  3. - When I Come Down
  4. - The River Revival
  5. - Take Your Time
  6. - Turning Stones
  7. - Rolling Bones
  8. - Find Our Way
  9. - Outcha Mind
  10. - Heartache
  11. - Home
  12. - Black Mariah (Bonus Track)

Comentarios

Entradas populares de este blog

La historia del Jazz por Frank Tirro

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

¿Sabes? tienen un grupo de la leche. El tributo de Stephen King al Rock N' Roll