Fue la ignorancia la que asesinó a John Lennon


¿Somos esa persona que queremos encontrarnos en mitad de nuestro camino? Estoy seguro que esta frase la compartiría uno de los músicos, activistas pro derechos humanos, más destacados de la última parte del siglo XX. John Lennon era el rebelde incombustible, que más allá de Haz el amor y no la guerra, creería en un mundo más igual, en un mundo menos hipócrita. En una sociedad que pesase antes sus actos, que sus bienes. Esto aunque parezca el tópico, de un sueño muy bonito y poco realista; porque era muy poco realista, iba a ser el deseo que cualquier persona, que realmente creyese en un mundo mejor, tiene la convicción de que pudiera llegar a suceder. Pero no son las grandes hazañas las que mueven el mundo, las que mueven tu mundo cotidiano, sino los pequeños gestos, de gentes anónimas, que van depositando en el transcurso de sus vidas.  Ojala pudiera, no decir esta palabra, desgraciadamente, desgraciadamente cada vez el ser humano busca delegar su propia capacidad de aprendizaje a las nuevas tecnologías. Las cuales te enseñan el otro lado del mundo en un par de diapositivas, pero que te hacen olvidar, el respeto a las personas que están a tu alrededor. De aquí mi siguiente pregunta ¿Por qué no inventaron una máquina, en la que te obligue a mirar a una persona, cara a cara y, no a través de una pantalla?
Ese mal uso de las tecnologías, hacen cada día que el ser humano se estanque a nivel emocional, llegando a  deshumanizarse, se vuelva una mente más retorcida y poco amable o nada. Una mente, donde Pesa más nuestros miedos que nuestros logros, pesan más nuestra ignorancia que nuestra voluntad de superarnos. Ojala vuelva otro John Lennon, para volver a clamar que todo el mundo necesita una nueva oportunidad. Pero esa oportunidad de poder decir, creo en mí mismo, esa creencia que perdimos y que tal vez sea, porque cada vez que hemos querido, intentar dar una justificación del porque amamos, hemos perdido la esencia del propio sentimiento. Un espacio, donde podamos demostrar que todos tenemos un hueco dentro de una historia donde, a falta de escritores, está más plagada de gente que la padece, sin ningún tipo de opinión. Ojala la imaginación se vuelva más poderosa que el miedo, que la ignorancia que destruye y que se llevó a John Lennon hace ya, 35 años.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

La historia del Jazz por Frank Tirro

¿Sabes? tienen un grupo de la leche. El tributo de Stephen King al Rock N' Roll