Honey Island Swamp Band Demolition day (2016)

El pasado 29 de abril salió a la venta el nuevo disco de Honey Island Swamp Band, "Demolition day". Producido por el exguitarrista de los Black Crowes, Luther Dickinson, siendo grabado en los estudios de New Orleans. Nos traen una gran obra pasada por densas melodías, más cercanas a las épocas de final de los sesenta principios de los setenta, en las que pasarán por varios recorridos musicales, marcando así una época donde se huía de cualquier etiqueta.
Con un inicio en "How Do You Feel", pegando un toque stoniano en la guitarra, llegando a estar muy cerca de los sonidos que los hermanos Robinson impregnaron en el disco "Warpaint". Una canción marca la escena más hippie, en la que intercalan el sonido de una slide, con el de un saxo al final de este. Para pasar a marcar el funky en "Head High Water Blues", en el que tal vez le falta el sonido de una sesión de metales, para que quedase más redondo. Pero el cual tiene mucho feeling, mucha garra, llegando a llevarte a las calles de los suburbios de Chicago. O "No Easy Way", un bello recorrido al galope del sonido limpio de un slide, donde en esta ocasión, sí que llegan a contar con una base de metales. La canción  me llega a recordar, un sonido que cabalga entre la sesion que hizo Gregg Allman, con su disco de 1974, "The Gregg Allman Tour", y su banda madre, The Allman brothers band. Pasando a enfilar el Soul a manos de "Medicated", en e que me recuerda mucho las sesiones que hizo el gran y añorado guitarrista Duane Allman.


Otra influencia que recoge el álbum es de la Creedence Clearwater Revival , en los primeros compases de la canción "Watch and Chain", aparece un riff muy cercano al "Fortune song", el cual está entre las notas de un teclado que se funde con el sonido de una slide. Para entrar en una acústica, acompañada por el sonido de una armónica. en "Katie", una bella balada, para unas noche de amor y pedidas. Regresando a un tema que destila el sur, con el sonido de una guitarra doble entonando los riffs, ante una letra que no incita a la diversión, bueno ya lo dice su nombre "Ain't No Fun". 

Con "She Goes Crazy", cambian de tercio de nuevo, para acercarnos al Rock N' Roll más puritano. En el que muestra que está loco por el amor de ella. La canción tiene un brillo muy propio, lejos de la filosofía que tiene el álbum, el cual está hecho para ganar. Por sus composiciones, y la forma de tratarlas, es sin duda uno de los discos del año. En este tema, la locura del amor se vuelve hasta bailable en todos sus sentidos. 

Trayéndonos otra vez la frescura de la guitarra, tan pronunciada, y con una personalidad muy definida. La cual sabe beber de muchas raíces, y la cual, se queda entre el camino del Southern y el Blues Rock, "Through Another Day" es un tema calmado, pero al mismo tiempo que denso. Terminando con "Say It Isn't True", y "Devil's Den".  Las cuales dejan el disco que ha muchos músicos les hubiera gustado firmar. 

Demolition day hara que te encuentres con un gran disco de 11 temas, los cuales se harán con un gran hueco de tu tiempo. El mío ya se lo han ganado.

Track listing:
  1. How Do You Feel
  2. Head High Water Blues
  3. No Easy Way
  4. Medicated
  5. Watch and Chain
  6. Katie
  7. Ain't No Fun
  8. She Goes Crazy
  9. Through Another Day
  10. Say It Isn't True
  11. Devil's Den

Comentarios

Entradas populares de este blog

Steve 'n' Seagulls farm machine (2015) La granja rockera más animada del sur

Mona-Lee Sense Of Control (2017) Esos caminos del rock, que siempre son infinitos

La historia del Jazz por Frank Tirro